Bertone: “El domingo se pone en juego la paz social y la institucionalidad”


La mandataria fueguina que se postula para su reelección volvió a criticar al intendente Melella y lo acusó de aliarse con dirigentes sindicales que son “exponentes de la conflictividad” y con “los integrantes de la familia Loffler, que ya sabemos lo que han hecho en la provincia”, aseveró. También detalló cuáles serían los ejes de un eventual segundo mandato.

La gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, sostuvo ayer que en las elecciones del próximo domingo “está en juego la paz social y la institucionalidad de la provincia”, además de “el mayor ritmo de obra pública en la historia de la isla” y “la relación de afinidad y de unidad que podemos lograr con el próximo gobierno nacional para garantizar más trabajo”.

Bertone volvió a criticar a su principal oponente en los comicios, el intendente de Río Grande Gustavo Melella, y lo acusó de aliarse con “dirigentes sindicales que son exponentes de la conflictividad social, y con (la ex gobernadora) Fabiana Ríos y los integrantes de la familia Loffler, que ya sabemos lo que han hecho en la provincia”, afirmó durante una entrevista con EDFM.

-EDFM: ¿Pudo cumplir sus objetivos en esta primera gestión de gobierno?
-Rosana Bertone: Hicimos mucho en momentos muy difíciles, ya sea por la crisis nacional o por el caos en que me tocó asumir. Aun así ordenamos el Estado: volvimos a brindar servicios públicos esenciales, motorizamos políticas sociales e iniciamos una cantidad inédita de obra pública. Hace tres años Tierra del Fuego sólo pagaba sueldos en cuotas mientras las escuelas se caían a pedazos, los jubilados tenían que hacer juicio para cobrar, la obra social no funcionaba, en los hospitales públicos no había gasas para atender a los pacientes y las familias no sabían si sus hijos iban a tener clases porque la constante eran los paros. Ahora se debate qué obra hacer y cuál no. Logramos salir de ese círculo vicioso de desmanejo en el que estábamos atrapados.

-EDFM: ¿Cuál cree que fue su principal logro?
-RB: Lo más importante fue lograr la paz social. A partir de allí defendimos la isla en un momento difícil. Por ejemplo protegimos la ley 19.640 que forma parte de nuestra identidad y que es garantía de trabajo. Con el tiempo pudimos reordenar las finanzas y recomponer los salarios de los trabajadores públicos con recursos propios. Y repito, pusimos en marcha un plan de 410 obras públicas.

-EDFM: ¿Usted cree que todo eso se pone en riesgo el domingo?
-RB: Sin dudas. Nuestro oponente está en alianza con determinados sectores sindicales que han motorizado históricamente la conflictividad social, como el que dirige Horacio Catena, y con Fabiana Rios y con los Loffler, que ya sabemos lo que han hecho en la provincia. Claramente se va a buscar la concentración de la obra pública como ya lo vimos que ocurrió en Río Grande. Los fueguinos hemos hecho un sacrificio para ordenar todo esto y ahora no vamos a perderlo. No queremos volver al pasado.

-EDFM: ¿Qué la diferencia políticamente de Melella?
-RB: Que él está embarcado en un proyecto político personal. Nosotros representamos la unidad en un país marcado por la desunión. Todo el peronismo esta acá, en Unidad Fueguina, junto con Alberto Fernández, Walter Vuoto y Martin Pérez. Apostamos a un modelo de ciudades, de provincia y de Nación distinto al de Macri. Para lograrlo, todos tuvimos que ceder un poco y aprender a trabajar en equipo. Aceptar las diferencias, que a veces son circunstanciales y menores, para lograr un fin mayor que es defender nuestra tierra y empezar a construir desde nuestra provincia un nuevo país donde el mercado interno, el trabajo y la producción sean el motor del desarrollo. Melella ha entrado en alianzas con sectores que prefieren mantenerse en la oscuridad, pero que son los que lo están motorizando. No podemos ocultar quiénes somos, quiénes nos apoyan, quienes nos financian. Y encima no dicen qué van a hacer. Porque “Vamos a vivir mejor” es casi el mismo slogan que usaba Macri. Y acá estamos.

-EDFM: ¿Qué metas centrales le gustaría cumplir en un segundo mandato?
-RB: Consolidar las inversiones industriales y productivas para las próximas décadas, por eso es clave la extensión de la ley 19640 y el crecimiento de la industria hidrocarburifera. Estos dos grandes temas son política de Estado en nuestro gobierno y en nuestra plataforma electoral. Cuando lo logremos, y si tenemos un gobierno nacional como el de Alberto Fernández, vamos a poder recuperar el mercado interno y la industria va a volver a crecer. También quiero la sanción de la ley Malvinas, para que tengamos una mayor influencia sobre la política exterior en relación al reclamo de soberanía sobre nuestras islas argentinas y fueguinas. Y quiero que entremos en una etapa de aceleración de la obra pública.

-EDFM: La obra pública aparece en casi todas sus respuestas. ¿Cuáles le gustaría encarar o terminar en caso de ser reelecta?
-RB: En principio me parece que en esta materia encaramos una profunda transformación, saldando problemas históricos como el ambiental en la ciudad de Ushuaia, y preparándonos para el futuro con la ampliación del gasoducto, más conexiones de gas natural y la red de fibra óptica que nos permitirá entrar de lleno a la industria del software, creando miles de puestos de trabajo.
Creo que todo el plan de obras es importante pero rescataría principalmente las cinco plantas potabilizadoras de agua que estamos haciendo en toda la provincia y la ampliación del Hospital Regional Ushuaia.
En Río Grande estamos apostando mucho a que la ciudad pueda empezar a atraer turismo deportivo y de convenciones, con nuevas inversiones hoteleras y los 11 gimnasios y estadios que ya están en marcha. El microestadio va a ser el centro cultural, artístico y deportivo más grande de la Patagonia y queremos que sea un verdadero polo de encuentro y desarrollo. Pero en la Margen Sur hemos hecho y estamos haciendo muchísimas obras: dos polideportivos, una planta de tratamiento de líquidos cloacales y su planta elevadora, plazas integradoras, centros como el de CONIN, el Nido, el Buscemi e incluso el centro médico de segundo nivel para acercar la salud a los vecinos.  También el pavimento de Chacra 13 y Chacra 11 y la recuperación de los Barrios Chacra 2 y 4 como hicimos en Ushuaia con los de Monte Gallinero.

-EDFM: Usted dijo en su discurso de asunción que iba a terminar con el Estado que sólo se dedicaba a pagar sueldos ¿cree que lo consiguió?
-RB: Sin dudas. En esta provincia hace 4 años lo único que se discutía eran paritarias, si el IPAUSS funcionaba o no, o cuando explotaba la caja de previsión que no podía afrontar los pagos a los jubilados. En Tierra del Fuego el sindicato docente decía cuándo se daban clases y cuando no, extorsionado a los padres y a los propios docentes. Los empleados públicos y los jubilados no sabían si cobraban o no. O cobraban en cuotas. Todas estas discusiones ya no están más en la agenda de los fueguinos, afortunadamente.  Hoy discutimos otras cosas.

-EDFM: ¿Qué le contesta a quienes aún hoy, la siguen tildando de macrista?
-RB: Creo que no tienen argumentos, ni tienen propuestas para brindarle a la sociedad, por eso agreden. Lo único que hago es pelear por los fueguinos. Defiendo lo bueno y me planto frente a lo malo. Cuando comenzó el gobierno de Macri conseguimos muchas obras gracias a que estábamos preparados y supimos aprovechar la oportunidad. Cuando vimos que había cosas que no compartíamos, como la situación de la industria y de Malvinas, lo dijimos sin vueltas. Por supuesto que es más fácil tener un discurso de barricada y apostar siempre a lo peor, pero eso después lo termina pagando el pueblo.

-EDFM: ¿Qué futuro vislumbra para la provincia?
-RB: Estoy confiada en que si logramos tener esta misma unidad entre los municipios, la provincia y la Nación, van a venir tiempos mejores. Vamos a poder prorrogar la ley 19.640 y recuperar inversiones y puestos de trabajo. Nos estamos preparando para un gran futuro y estoy convencida que lo que viene, es mucho mejor.

Previous Más de 47 mil personas ya pasaron por la Noche más Larga
This is the most recent story.