Carta abierta de un afiliado: MOVIMIENTO POPULAR FUEGUINO no es FORJA


En las ultimas horas se viralizó por redes sociales y whatsapp la carta abierta de un afiliado del Movimiento Popular Fueguino en relación al acuerdo del partido con  el FORJA . A continuación la carta textual:


“Me tomo el atrevimiento de escribir estas lineas y hacerlas públicas, sin atribuirme la representación de la voz de los afiliados del Movimiento Popular Fueguino, pero con la intención de expresar mi malestar ante los últimos acontecimientos públicos del partido del que soy afiliado desde la década del 90. Atravesé con felicidad, y a veces angustia, cada una de las elecciones internas y generales que la vida democrática del partido nos ofreció. Y he llegado a asumir los errores de nuestros dirigentes como propios, pero el manoseo de los últimos días me obliga a denunciar el grado de barbaridad de algunas declaraciones.

No exagero si pienso que el MOPOF, tal como lo conocemos hoy, puede desaparecer, aunque espero de todo corazón que no sea el caso. Los que se jactan de buscar que la fórmula Melella-Urquiza alcance la Gobernación de la Provincia no ven que en el acuerdo FORJA-MPF se esconde el ocaso de toda posibilidad de que el Movimiento Popular Fueguino, ese partido histórico con arraigo provincial que enamoró a muchos en la época de las grandes obras del Ingeniero Garramuño a cargo de la Intendencia, vuelva a recuperar espacios de poder que alguna vez supo conquistar.

Me mantuve al margen y callado hasta hace unos días, que vi la difusión en redes sociales de la participación de Juan Carlos Oyarzun en la presentación de la Lista 1 para acompañar a su hijo Fernando Oyarzun – precandidato a Concejal -. Según cita textual, el ex senador nacional declaró: “Veo en esta gente los orígenes del Movimiento, porque nuestro inicio fue un acuerdo, de cara a los afiliados y fruto de un gran trabajo, no producto de un acuerdo espurio”. Debo decirle a Juan Carlos que su declaración me genera más miedos que seguridades. Ese mismo acuerdo que menciona como inicio del MPF tal como lo conocemos hoy, fue producto del acercamiento entre dos Uniones/Agrupaciones Vecinales de Ushuaia y Rio Grande. Hoy, esas Agrupaciones no existen. ¿Entonces el acuerdo de MPF y FORJA planteará la unificación de ambas posiciones políticas e ideológicas? Espero que no sea así, porque me dolería ver que dejáramos de defender los derechos de nuestra isla para entrar en la grieta nacional entre los K, no K, Pro, No Pro.

Volver a leer algo de Oyarzun me hizo remontar al 2000, cuando éste ocupaba un lugar como Secretario en el Senado gracias a nuestro partido. En aquel entonces, con su socio político (y hasta empleado) Mario Pontaquarto estuvo vinculado al escándalo de coimas en el Senado, en medio de la sanción de la ley 25.250 conocida como Ley de Reforma Laboral del Gobierno de De La Rua. Pontaquarto fue el “arrepentido” que reveló ante la Justicia cómo utilizó $ 5.000.000 de la SIDE para sobornar a legisladores y atribuyó culpas al ex presidente De la Rua y otros. Honestamente, a esa clase de dirigente, no la quiero defiendo los intereses de mi partido ni atribuyéndose la voz de quienes participaron en los orígenes del Movimiento.

Imagino deben ser muchos los intereses económicos y personales de quienes insisten en llegar la Gobernación de la mano de FORJA. Pero no me voy a creer el cuento de que se trata de la única posibilidad que hoy nuestro partido tiene para trabajar por la provincia y por nuestra ciudad. Me molesta ver cómo usan la estructura que le costó construir al partido durante más de 30 años para que vean unos pocos a arrebatarnos nuestra identidad y nuestro proyecto de provincia para entregárselo en bandeja a un partido que ayer fue radical y hoy es kirchnerista. El MOPOF no es FORJA, y espero que no lo sea nunca.”

Previous Más de 400 emprendedores se capacitaron en el uso de las redes sociales
Next La Coalición Cívica ARI avanza con el cierre de listas en Tierra del Fuego