Glaciar Martial: Durante el mes de agosto reabre la confitería y en octubre comienzan las obras


Los concesionarios de la aerosilla del Glaciar Martial informaron por Radio Provincia sobre la reapertura de la confitería que se concretará este mes, a fin de brindar servicios a la gran cantidad de personas que concurren al lugar. Es el primer paso de un ambicioso proyecto que contempla medios de elevación totalmente nuevos, mediante cabinas cerradas con capacidad para seis personas y adaptadas a quienes tienen discapacidad motora; también iluminación led que estaría instada en la próxima temporada, para poder esquiar de noche, acompañada de un servicio de after en la confitería.

El apoderado de la UTE, Alejandro Afonso, destacó la trayectoria del director del “master plan”, Peter Somweber, actual cónsul honorario de Austria en Bariloche, quien tuvo a cargo la dirección de montaña del cerro Catedral durante 35 años, el mismo cargo lo ejerció en Chapelco, y es uno de los principales expositores en cada edición del Interalpin.

Somweber detalló que las telesillas dobles se reemplazarán por completo por nuevos medios de elevación que serán “telecabinas cerradas, para subir protegidos del clima, tanto los chicos, las personas grandes, los discapacitados”. Este medio  llegará unos 400 metros más arriba del actual y es la primera etapa, que tiene un total de 1.440 metros, a partir de la cual se bifurcan las opciones hacia un mirador, a la base del glaciar y hacia el valle de Cañadón Negro. “Será un nuevo punto de distribución de turismo”, dijo.

En esta primera parada se ubica una zona plana ideal para una pista de principiantes y para senderismo. “Va a haber parques temáticos para el verano, para que puedan disfrutar de la flora y fauna de ese lugar único. El medio de elevación antiguo se va a descartar, incluidas las torres, que son demasiado chicas, y ya no cumplen con las normas ni con los requisitos”, señaló.

Estas obras comienzan en octubre, y no se llegará a su finalización para la próxima temporada, pero en paralelo se va a trabajar en un medio de elevación de arrastre que pueda estar habilitado para el invierno 2020.

El proyecto incluye dos estaciones, una en la base donde se ubica la actual confitería, cuya capacidad va a triplicarse, y otra en el lugar de descenso de las cabinas, que ingresarán a un edificio que va a contener oferta gastronómica, servicio de alquiler de esquíes, entre otros. Hay una segunda etapa que continúa con un medio de elevación de telesillas, que llega hasta el glaciar de la Virgen, y en esta zona se prevé instalar un mini servicio gastronómico que ya se utiliza en Europa, y es desmontable. “Es un bar que tiene un paraguas gigante, se puede levantar y poner de nuevo, según el clima. Adentro tiene un snack bar para atender a los turistas que quieren un rápido servicio”, describió Sombweber.

En una tercera etapa, se prevé continuar hacia arriba con un medio de elevación de arrastre hacia dentro del Cañadón Negro, ampliando las posibilidades del centro de esquí.

Consultados sobre las tarifas, dado el fin social que debe preservar la aerosilla, estimaron que a valores actuales costaría aproximadamente 400 pesos para un adulto y 200 pesos para un menor, por el día, y se prevén pases anuales a valores inferiores. Como referencia de acuerdo al pliego, la tarifa debe ser equivalente “al 50% del promedio de cinco centros de esquí para el turista, y el residente paga la mitad del valor”.

“Se contempla tener en invierno una escuela de esquí para enseñar a las personas con discapacidad, y yo empecé en Bariloche con esquí para discapacitados”, dijo Somweber.

El proyecto fue presentado a la Cámara de Comercio y al Club Andino, con quien firmarán un convenio para llevar adelante actividades en conjunto, en tanto ayer suscribieron un convenio con la universidad de Tierra del Fuego, que proveerá los contenidos para los senderos temáticos.

“En muchos lugares las tarifas son prohibitivas y nosotros estamos buscando que todo el mundo tenga la posibilidad de ir. El complejo está a 15 minutos de la ciudad. Hace 25 días que tenemos la llave y estamos trabajando a todo vapor. En agosto se abre el edificio porque queremos rápidamente poner en funcionamiento el tema sanitario y generar un ambiente cálido para que las personas tengan un espacio físico para tomarse un descanso”, señaló Afonso.

La novedad para la próxima temporada será la iluminación, con la confitería funcionando con un “after”. “La pista central se va a iluminar y se va a abrir un after dentro del refugio base. Va a tener iluminación led de alta intensidad”, dijo, a fin de continuar la actividad de esquí de noche y aprovechar más las jornadas que en invierno tienen muy pocas horas de luz.

Previous Mujeres referentes del deporte fueguino tendrán un espacio en un programa de ESPN
Next Elecciones 2019: El presidente del PRO no podrá llevar la boleta de Macri